Empieza el partido e intentamos controlarlo pero sin éxito, el contrario a base de balones largos nos crea muchos problemas, fruto de esos balones consiguen adelantarse en el marcador, en dos ocasiones.

Calmamos el partido, la verdad que cada uno a su manera nos acercamos mucho a la portería, ellos estuvieron más acertados.

El equipo tiene un carácter importante,nunca se rinde, logramos empatar el partido. Pero en dos descuidos se vuelven a poner por delante, no supimos enfriar el partido, y nos vamos jodidos, 2-4,no es lo que se estaba viendo en el terreno de juego, había más igualdad.

Empieza la segunda parte y ellos bajan el ritmo, nosotros no,empezamos a controlarlo, seguimos creando, hacemos el tercero y nos vemos con posibilidades. A partir de ahí el árbitro apareció, nos dejó con 10, a mi forma de ver injustamente, falto al respeto a varios jugadores, a nosotros, y la consigna era que el que manda es el.

Ya con el equipo volcado y con 10 en una contra nos marcan el 5. El equipo ya ahí no nos daba para más, aún así el árbitro añadió 8 minutos, más que innecesarios.

Muy buena actitud de todos.