Se presentaba un partido complicado ante una escuela de gran renombre de Valencia como era el Colegio Salgui. Un equipo que está en las posiciones media-alta de la tabla clasificatoria y que está caracterizado por disponer de jugadores muy técnicos y rápidos en todas las fases del campo.

Aun así, ellos venían de una dura derrota y nosotros veníamos con la motivación de haber conseguido 3 puntos en la semana anterior. Las sesiones de entrenamiento de la semana habían estado faltas de concentración y era algo que se les estaba transmitiendo constantemente, la victoria contra Picassent los puso muy eufóricos y eso puede traer connotaciones negativas futuras.

El Salgui era un equipo que había metido gran parte de sus goles en la primera parte, además algunos de ellos muy pronto, eso le hacía destacar como un equipo que por reglas generales salía con bastante concentración a los partidos y era algo que llevábamos trabajando toda la semana.

Ya metidos dentro del partido, perfectamente se pudo decantar hacía nuestro lado en los primeros minutos con una ocasión clarísima de Salva en un mano a mano contra el portero rival, cruzando el balón y cuando ya todos estaban cantando el gol, pasó rozando el palo izquierdo y se fue por la línea de fondo.

Justo unos minutos después de poder ponernos delante del marcador, en un error de colocación del equipo en tareas defensivas y una salida tardía de Joan en portería, el Salgui en su primera ocasión se adelantaba en el marcador. Aun así mantuvimos la línea de los primeros minutos durante toda la primera parte y antes del descanso y tras un penalti claro, Salva hizo el 1-1.

La segunda parte fue muy parecida a la primera, un Salgui jugando mucho por dentro, acumulando jugadores entre líneas y nosotros trabajando mucho en ayudas defensivas y cuando robábamos la pelota, salidas con velocidad, pero siempre intentando dar criterio. Tuvimos la mala fortuna de que también a los pocos minutos de la segunda parte, tras un saque de falta y una mala colocación del equipo dentro del área nos metieron el segundo gol.

A partir de ahí un Salgui encerrado en su campo y una Ud Carcaixent que lo intentó hasta final sin la fortuna de poder conseguir el empate. En resumidas cuentas, el Salgui se llevó la victoria por haber tenido acierto de cara a gol en las únicas 2-3 ocasiones que tuvo durante todo el partido.

Debemos asumir la falta de concentración y seguir trabajando para evitar que nos metan goles tanto al principio de las partes como al final.