Atraco monumental al Carcaixent que permite sumar un punto al equipo local.

Este Sábado por la mañana se enfrentaban dos equipos de la zona baja entre sí. El Carcaixent tenía como objetivo sumar su segunda victoria consecutiva y salir de los puestos de abajo, mientras que la Pobla quería dar la sorpresa e intentar sumar algún punto para dar una alegría a sus seguidores.

La primera parte estuvo totalmente dominada y controlada por los visitantes, que tuvieron ocasiones para sentenciar el partido. La mayoría del primer periodo se jugó en campo de La Pobla, teniendo los pupilos de Luis multitud de ocasiones claras para adelantarse y aumentar la distancia en el marcador. Tras 5 ocasiones erradas por diferentes jugadores del Carcaixent, fue Guillermo quien adelantó a los visitantes aprovechando un balón dividido dentro del área. Pese al gol inicial, el Carcaixent seguía controlando el partido con pases y jugadas bien elaboradas y trenzadas, donde únicamente faltaba la correcta finalización. A falta de 5 minutos, el árbitro anula incomprensiblemente un gol de los visitantes cuando ya estaba dando gol. La razón no fue otra más que pito lo que le dijo el entrenador local (posteriormente se dio a conocer que mantenían una estrecha relación).

Con el 0-1 en el marcador fuimos al descanso. El entrenador visitante intentó hacerles ver a sus jugadores que, pese a haber controlado la primera mitad, no se podían relajar ya que un gol de ellos cambiaba absolutamente todo. Eso mismo fue lo que el entrenador local intentó transmitir a sus jugadores.

No se le pudo poner más de cara el partido al Alevín B del Carcaixent ya que a los 3 minutos de la segunda mitad, un balón en largo de Gerard fue ganado en velocidad por Paulina y esta hizo el 0-2 en el marcador con un gran gesto técnico a la salida del guardameta rival. Sin embargo, cuando parecía que el partido estaba muy controlado por los visitantes, la Pobla empezó a inquietar la portería visitante haciendo intervenir a Gerard en un par de ocasiones. En la segunda mitad apenas pasaban cosas, existiendo un bajón del Alevín B del Carcaixent en cuanto a juego. A falta de 10 minutos y en una falta sin aparentemente peligro, la Pobla recortó distancias al aprovechar un mal despeje del portero rival. La Pobla se vino arriba y el Carcaixent aprovechó las contras con la velocidad de gente como Paulina, Yerriel o Iván, teniendo este último la oportunidad de sentenciar el encuentro pero su disparo pegó en el palo. Juan también tuvo la oportunidad de marcar a balón parado. Cosas del destino, fue nuevamente a balón parado donde la Pobla empató el partido gracias a un sensacional golpeo de uno de sus jugadores. Cuando el árbitro iba a pitar el final del partido con empate a 2, el Carcaixent anotó tras una gran jugada colectiva, pero el árbitro decidió anularlo por un fuera de juego totalmente inexistente. Nada más pitar el fuera de juego, pitó el final del encuentro y se fue tan tranquilo a hablar con los entrenadores de La Pobla.

Tras el encuentro, el entrenador del Alevín B del Carcaixent, Luis, nos decía lo siguiente: “Es incompresible, vergonzoso y lamentable lo que ha ocurrido hoy con el árbitro. Anularnos dos goles por fuera de juego que no existían y posteriormente verlo de risas con los entrenadores es para indignarse. En cuanto a nosotros, estos lamentos no hubieran existido, si en la 1a parte ya hubiéramos sentenciado el partido con tantas ocasiones a favor. No puede ser que solo nos lleguen dos veces a balón parado y ambas acaben en gol, y nosotros tengamos infinitas ocasiones y solo anotemos dos goles. Me voy muy frustrado con lo sucedido esta mañana”.