Este fin de semana se me hace difícil dar una explicación a lo ocurrido en el partido de ayer contra el Castelló.

A priori un partido asequible contra un equipo flojo, en el que hemos podido hacer varias combinaciones en ataque con llegadas a portería y solo hemos podido materializar 2 ocasiones de las casi 10 ocasiones claras de gol.

Unas veces por mala fortuna al dar al poste y otras veces por tomar la decisión equivocada a la hora de definir, el caso es que hemos sido incapaces de marcar al equipo contrario, pudiendo habernos puesto sobradamente por delante en el marcador.

Por otra parte los errores tanto defensivos como en portería nos ha llevado a encajar algunos goles incomprensibles, que desde el minuto 2 de partido nos ha hecho ir detrás en el marcador.

Hemos podido jugar el balón desde detrás, sacando el balón por las bandas y elaborando algunas jugadas combinadas en ataque apoyándonos con el medio centro e incluso haciendo cambios de orientación con buen criterio, pero a la hora de definir, como ya he comentado anteriormente, nos hemos precipitado en alguna jugada y en otras hemos tomado la decisión errónea, encarando al portero en un dos contra uno cuando tenía a un jugador solo que entraba por el otro lado, haciendo un pase atrás en otro uno contra uno cuando tenía la oportunidad de chutar a placer solo delante del portero, o incluso regateando al portero en un nuevo uno contra uno y entreteniéndose a la hora de acompañar el balón a la portería vacía, dando pie a que el portero recuperase la posición y llegara a meter la pierna despejando el balón a banda…

En cambio a nosotros nos han marcado goles fáciles de falta directa o incluso sacando de chut directo desde el centro del campo después de haber marcado nosotros el primer gol.

En definitiva hemos dejado pasar una gran oportunidad para poder ganar, ya que pese a jugar mejor que el otro equipo, haciendo algunas jugadas interesantes y teniendo muchas más ocasiones de gol que el equipo contrario, los errores tanto en defensa como en ataque nos ha llevado a encajar 5 goles mientras que nosotros solo hemos podido hacer 2.

La parte positiva es que hemos tocado bastante el balón y se ha aplicado otra jugada nueva de saque de esquina, en la que los jugadores han hecho correctamente los movimientos de desmarque y de bloqueo a los defensas, pero el jugador que tenía que finalizar la jugada chutando ha reaccionado tarde a la jugada y ha chutado con la pierna cambiada al no posicionarse bien, perdiendo otra buena ocasión de gol.

En definitiva, tenemos algunas jugadas y movimientos claros pero nos falta aprender a analizar la situación y aplicarlos en el momento oportuno, por lo tanto solo nos queda seguir trabajando y mejorando poco a poco.