Retomamos la liga en casa con mucha ilusión después de que se habían dado unos resultados positivos en los partidos anteriores y además se había trabajado muy bien durante toda la navidad. Teníamos 2 bajas por temas de COVID, pero no había problema porque al final cada uno de los jugadores son importantes para poder lograr los objetivos y cuando no están unos están los otros para aportar todo lo que pueden.

El partido empezó con un Sedaví muy replegado y el equipo de casa intentando tener el balón para llegar por bandas hasta la portería del equipo rival. Tras alguna ocasión fallada por nuestra parte llegaron 2 ocasiones idénticas por parte del Sedaví, ambas en pérdida por nuestra parte y contra por parte de ellos. Ambas jugadas en fuera de juego, la primera pudimos pararla, pero la segunda en el minuto 18 acabó en gol.

Un gol que al parecer nos vino muy bien, ya que reaccionamos moviendo las fichas dentro del campo y el equipo en ningún momento se vino abajo. Al revés, seguimos dominando con alguna ocasión clara y tras una buena jugada en equipo y con una falta al borde del área donde el árbitro se equivoca por completo porque aparte de no amonestar al jugador contrario, se quedaba Carles solo contra el portero y no dejó seguir la jugada, Salva metió un golazo por la escuadra que igualaba las fuerzas. Así llegamos al descanso.

Ya en la segunda parte y tras un gran inicio conseguimos ponernos por delante en el marcador tras un saque de esquina y error por parte del contrario que hacía que Jordi solo tuviera que empujar la pelota al fondo de la portería.

En ese momento el equipo contrario empezó a realizar cambios en el sistema, hecho que protagonizó que tuviésemos muchos espacios para salir a la contra. Nuestros cambios dieron refresco al equipo y en una de esas jugadas buscando el balón al espacio pudimos meter el 3-1 que daba algo más de tranquilidad ya que quedaban pocos minutos.

Aun así, tuvimos más oportunidades a la contra que no pudimos materializar y Joan tuvo que actuar en una muy buena ocasión del Sedaví en los minutos finales tras un córner. En definitiva, 3 puntos contra un rival que si nos ganaba nos pasaba que nos sirven y mucho para seguir en la lucha por el objetivo.

Ahora a seguir trabajando y siempre con la ilusión y la humildad por delante.