Igualadísimo encuentro

Se disputó un partido con un rival parejo muy trabajado, en el que pequeños detalles y grandes genialidades pudieron decantar el partido hacia algún lado de la balanza, que finalmente terminó en un justo empate.

 Sábado tarde, después de una semana de generosa lluvia, nos disponíamos a afrontar un difícil encuentro sobre el tapiz artificial saturado de agua, al que además se sumaron más precipitaciones durante el transcurso del mismo.

 Como era de esperar, ninguna de las escuadras era capaz de hacerse con el control del juego, lo que no era de esperar que en los minutos iniciales se diese un marcado intercambio de golpes en las dos áreas hasta que en el minuto 41, el extremo izquierdo recibe un pase a la espalda de la defensa en claro fuera de juego que no interpreta el árbitro, centra raso al área pequeña para que empuje el dorsal 22 al fondo de la red. Dejando el marcador en 0-1 justo antes del descanso. El balón se escurría y se desplazaba rápido o se frenaba casi imprevisiblemente dando fruto a que de la nada pudiese surgir una ocasión de gol de cualquier mal control en zonas defensivas, pues ambos equipos presionaban arriba para poder aprovechar dichas situaciones. Natxo volvía a la titularidad después de tener minutos la semana anterior, recuperado de la larga lesión, y estuvo muy atento para salir a despejar balones frontales a las espaldas de los centrales.

Con ello, llegamos al intermedio con el claro mensaje de salir a por el partido, presión alta, robar en campo contrario y terminar jugadas, cuantas más mejor. Nada de encerrarse a esperar una jugada para el empate, no es nuestro estilo y vamos a divertirnos haciendo lo que sabemos hacer, atacar desde la posesión. Incidimos con la idea de juego llevando a cabo lo propuesto, y desde la salida llovieron nuestras ocasiones, terminándolas con mayor o menor acierto, pero finalizándolas. Cuando no las conseguíamos terminar, contraataque dirigido por su dorsal 10 que tenía veneno en las botas para intentar matarnos con el segundo que tampoco llegaba. Era difícil dar entrada a jugadores de refresco dado el ritmo y la intensidad del partido, pero, necesitábamos refrescar al equipo para continuar dándolo todo, pues se dio descanso a Alfonso y Javi minuto 67 para que entrasen Peris y Manel. Había que arriesgar, y hasta los centrales salían libres de marca, en la primera que condujo Toni en ataque combinó con Pallarés una pared que le dejó sólo en la frontal para que asistiese a un inspirado Prades que con el interior del pie aseguró el 1-1 tan ansiado. Ahora sí, premio a la perseverancia, a la valentía, a no rendirse nunca. Y el equipo eufórico, quería más, se sentía fuerte para plasmar la idea de juego y ya no valía el empate. Minuto 69, tiempo para todo. En dos minutos Hugo y Toni con molestias fueron sustituidos casi a la vez por las piernas nuevas Salva y Óscar que dieron todo para que el equipo continuase insistiendo. Y minuto 80, una falta lateral, lanzada por ese guante mágico que atesora el corberano Luis, fue conectada en el punto más alto por un salto en suspensión que firmaría cualquier atleta de nuestro capitán Garrido para enviar inapelablemente a la portería del Mislata, desatando la locura a falta de 10 minutos más el añadido.

Creíamos en esta remontada, como creemos siempre que vamos por detrás en el marcador, porqué el equipo tiene dinamita y confianza en ella. Después del gol, el equipo necesitaba tirar de veteranía, y impedir que se jugase, para que los visitantes no pudiesen finalizar jugadas, pero la tensión del partido no nos permitió encontrar ese punto de madurez que debemos mejorar para futuras ocasiones, y el Mislata consiguió inventarse un gol desde fuera del área imposible de atajar con una genialidad del dorsal 12 en el minuto 86. Hubo un penalti muy claro sobre Prades que no quiso concedernos el colegiado y con el empate se dio por concluida la jornada.

Lo tuvimos en las manos, y se nos escapó contra un equipo que nos ayudó a mejorar con un encuentro que nos exigió mucho.

Titulares:

Natxo Bataller (PT), Alberto Garrido (C), Alfonso Prats, Toni Bataller, Javi Hernández, Héctor Máñez, Luis Torres, Rubén Pallarés, Iván Tormos, y Pablo Prades.

Suplentes:

Jose Almiñana (PS), Óscar Torres, Salva Pascual, Marc Peris, y Manel Canet.

Sustituciones:

67’ Peris por Javi.

67’ Manel por Alfonso.

72’ Óscar por Hugo.

72’ Salva por Toni.

Agradecer la predisposición de Jose Almiñana que estuvo preparado por si llegaba la oportunidad de jugar, que no se dio.