Partido muy igualado y disputado durante todos los minutos del mismo. Nuestros peques demostraron que la situación en la que estamos situados en la clasificación no es la que se refleja en su juego y en su entrega. Desde el minuto 1 el equipo salió a competir y lo hizo combinando, realizando un ataque más elaborado que vertical y ofreciendo posibilidades de juego diferentes y versátiles lo cual puso en jaque al Carlet. Lo cierto es que cuando la pelota no quiere entrar en una portería y en la otra sí, es difícil cambiar la dinámica. En el minuto 3 habíamos encajado el primer gol, pero el buen juego y las ocasiones por nuestra parte se sucedían, pero, el palo, el portero la defensa o el desacierto hacían que la pelota no entrase. Así llegamos a la segunda parte.

Como viene siendo habitual en las últimas jornadas, nuestros peques no bajaron la guardia y generaron buen fútbol, ocasiones y metieron el miedo en el cuerpo al Carlet. Bien es cierto que el rival hizo su partido y supo sacar provecho de las ocasiones de las que dispuso. Casi sin darnos cuenta estábamos en la recta final del encuentro y sendos goles en el 47′ y 49′ truncaron nuestras esperanzas de sacar algo positivo.

De nuevo felicitar al rival por la victoria ya nuestros prebes por dar lo mejor de ellos en cada partido sin importar el resultado. Lo mejor, ver una sonrisa en sus caras.