Encuentro correspondiente a la segunda jornada de liga disputada en Carcaixent entre dos equipos de un nivel parejo pero con un comienzo de liga muy distinto, ya que los locales venían de caer por un contundente 6-1 mientras que los visitantes sumaron sus 3 primeros puntos en la jornada inaugural.

A diferencia de lo acontecido la jornada anterior, el Alevín B del Carcaixent salió al campo con una actitud mucho más valiente y agresiva, contundentes en balones divididos e intentando enlazar y combinar jugadas colectivas buscando pases a las espaldas de los laterales rivales con el fin de aprovechar la velocidad y el uno contra uno de sus interiores para crear el máximo peligro posible. Pasaban los minutos y los locales se sentían dominadores e importantes dentro del terreno de juego, y en una jugada bien trenzada, Víctor supo definir con un gran disparo a la meta rival y adelantar a su equipo. Resultado justo, visto cómo iba transcurriendo la primera parte. Sin embargo, en un saque de banda aislado y sin aparente peligro, nuestro central midió mal el bote y dejó solo a su delantero que no perdonó ante la salida del guardameta local, volviendo a igualar el marcador. Cuando parecía que llegaba el descanso, Yeriel realizó una sensacional jugada individual con un gran golpeo de media distancia haciendo inútil la estirada del portero alcireño y colocando el 2-1 en el marcador.

Con este resultado se llegó al descanso. El entrenador local intentó hacerle ver a sus jugadores que no habían conseguido nada y que debían seguir con la misma actitud y ganas que la primera mitad. Que esta era la imagen que debían de mostrar como equipo y que tanto Luis como Andreu estaban orgullosos del trabajo de todos.

La segunda parte fue, literalmente, un caos. Nada más comenzar la segunda parte, su jugador más desequilibrante lanzó un misil desde larga distancia que ningún jugador local consiguió desviar y volvió a igualar el encuentro. El partido se volvió completamente loco y medio minuto después y sin tiempo para reaccionar, Víctor volvió a adelantar al Carcaixent.

Cuando daba la sensación que el partido entraba en una fase de tranquilidad y sin apenas ocasiones, Yeriel, desde fuera del área, disparó con la mala suerte de encontrarse con el palo, y en la jugada siguiente, un balón en largo muy mal defendido por la defensa local, provocó un 1vs1 donde nuevamente salió victorioso el jugador rival. En apenas 10 minutos de la segunda parte, habíamos pasado del 2-1 al 3-3. Pero lo mejor (peor para el Carcaixent) estaba por llegar. Apenas dos minutos más tarde, Víctor anotaba su tercer gol y volvía a adelantar al Carcaixent por cuarta vez en el marcador tras finalizar con éxito una gran jugada local. Sin embargo, como ya había ocurrido tres veces más, una jugada mal defendida por los locales dejaban sólo a su jugador referente y este no dudaba en disparar desde larga distancia anotando el 4-4 en el marcador. ¡El Ciudad de Alzira empataba por cuarta vez el partido! El equipo local intentó por todos los medios volverse a adelantar en el marcador pero sus jugadas ofensivas no lograban ser materializadas por sus hombres de ataque. Y en una de las contras, otro mal marcaje de los locales hizo que su jugador estrella volviera a disparar desde media distancia anotando el 4-5 y poniéndose por primera vez por delante en el marcador. Con la hora prácticamente acabada y el equipo local volcado en el ataque, una contra del equipo visitante provocó el definitivo 4-6 a balón parado.

Tras el encuentro, el entrenador local, Luis, y su ayudante Andreu decían lo siguiente: «Nos vamos con sensación agridulce. Por un lado estamos orgullosos de la imagen ofrecida por el equipo. Nada que ver con la de la semana pasada. Da gusto ver como se esfuerzan y van entendiendo algunos conceptos y ver como lo plasman en el partido. Sin embargo, no podemos meter 4 goles y no ganar el partido. No podemos adelantarnos 4 veces en el marcador y que nos remonten. Debemos ser más contundentes y agresivos a la hora de defender. Aún así, hoy hemos mostrado una imagen mucho mejor que la anterior y pese a no sumar ningún punto, espero que este partido marque un antes y un después en los jugadores y se den cuenta que con trabajo, ilusión y actitud se pueden pelear todos los partidos»