Los jugadores del juvenil B afrontan su segundo partido de liga con la intención de conseguir los 3 puntos después de un buen primer partido.

Primera parte donde iniciamos con el sistema de juego 1-3-5-2, ya que el equipo contrario sabíamos que jugaba muy directo. Con 2 jugadores arriba empezamos muy centrados y jugando bien; con buenas combinaciones y buena salida del balón, jugando desde atrás estando muy seguros defensivamente, con presión alta arriba, de ahí que robáramos el balón rápido y creáramos ocasiones clarísimas de peligro. Mis jugadores nº 38 Carlos, nº20 Pablo Pérez y nº 9 Fernando con buenas asistencias, aunque con falta de acierto, tanto de mi jugador nº14 Marcos como de mi jugador nº 16 Ayman, no conseguíamos que acabaran en gol.

Seguimos creando peligro por ambas bandas con mis jugadores nº77 Vicente y nº 11 Quique, ellos apenas nos creaban peligro, pero tras un rebote, su jugador nº 4 se aprovecha y lanza un disparo que nuestro portero se ve obligado a hacer una gran parada.

Seguimos presionando y mandando en el juego, pero tras un mal despeje, que del que se aprovecha el jugador nº 29 del equipo contrario, y tras golpear el balón en mi central Edu, hace el balón una parábola y se cuela por la escuadra (ya que mi portero tras realizar una gran estirada no consigue detener y acaba colándose en nuestra portería). Y así, injustamente, consigue el equipo contrario adelantarse en el marcador.

Pero nosotros no bajamos los brazos y en otra gran jugada de buenas combinaciones, nuestro jugador Ayman, tras deshacerse de 2 contrarios, consigue (esta vez sí) marcar el gol del empate.

Así seguimos creando buen juego y ocasiones, que por falta de acierto y suerte, llegamos al final de la primera parte en empate, que para lo que se estaba viendo, era totalmente injusto.

Empieza la segunda parte con dos cambios de jugadores, nº 3 Ivan por el jugador nº 4 Edu y el jugador nº 7 Marc por el jugador nº 9 Fernando. También cambio de sistema de juego ya que el equipo contrario también cambia su sistema de juego y pasamos a jugar 1-4-1-4-1.

Merced a eso, en el primer minuto de la segunda parte, tras una buena jugada de buenas combinaciones que realiza nuestro jugador nº 16 Ayman, cuando encara hacia portería, su defensor le hace una falta en la frontal del área que se encarga de lanzar y marcar gol. Gracias a mi jugador nº14 Marcos Prats conseguimos adelantarnos en el marcador.

Seguimos dominando el juego, jugando bien, en un campo en muy mal estado, ya que el césped artificial estaba muy deteriorado y, por si fuera poco, se pone a llover bastante fuerte; cosa que nos perjudico mucho. De ahí que paso a realizar otro cambio, sale el jugador nº35 y entra el nº 10 Pablo García.

En un saque de banda y en un clarísimo despiste defensivo, mi jugador Ivan hace un penalti que mi portero Jose para y que le cae el rechace a un jugador del equipo contrario, que remata y que también para, con la mala suerte (y también por despiste de mis defensas), le cae el rebote a otro jugador del equipo contrario nº4 que marca el gol del empate.

Al poco tiempo realizo mi último cambio, entra el jugador nº 19 Nico y sale el nº 14 Marcos. Seguimos intentando jugar el balón, cosa que ya era casi imposible por el agua que había en el campo ya que apenas corría el balón, cuando un jugador del equipo contrario agrede a mi jugador Borja y que el árbitro no se atrevió a expulsar y en la jugada siguiente, mi jugador Borja (frustrado por lo sucedido en la jugada anterior) realiza una falta en la frontal del área que lanza uno de sus mejores jugadores del equipo contrario el nº 14 que obliga a mi portero Jose a realizar una gran parada que rechaza y que mis defensores no consiguen despejar; le cae al jugador nº 99 del equipo contrario que consigue marcar y adelantarse en el marcador.

De ahí al final, tras un arreón final, donde la lluvia y el granizo obligó al árbitro (a falta de 5 minutos para el final) a proponernos si seguíamos jugando o se paraba el partido. Los 2 técnicos y el árbitro decidimos seguir jugando y aunque ya era imposible jugar (ya que el campo estaba lleno de agua) aun así conseguimos embotellar al equipo contrario en su campo y conseguimos sacar 4 saques de esquina (que por mala suerte y falta de acierto no conseguimos empatar).

Así llegamos al final del partido. Un partido que, ni por ocasiones ni por juego, merecimos perder, ya que fuimos superiores y mejores en todo momento y merecedores de, como mínimo, el empate.

Estoy muy orgulloso y satisfecho con el juego y el esfuerzo que han realizado mis jugadores, por lo que han tenido que soportar, una lluvia intensa y una granizada.