NO PUDO SER

Derrota de nuestro Juvenil A por 2 goles a 3 frente a la Rambleta, en el partido que, en la tarde del sábado, supuso el primer partido como locales de los nuestros.

Nuestros chicos encaraban este primer encuentro como locales con la ilusión de revertir el resultado de la semana anterior y con la autoestima y confianza que les daba el gran trabajo realizado durante la semana para preparar dicho enfrentamiento.

Dio comienzo el encuentro y nuestro equipo trató de implantar su juego mediante el control del esférico y la creación de juego ordenada a fin de trenzar los ataques por el carril central, si bien no lograban juntar las líneas de medios y delanteros, facilitando así la labor a los defensas rivales que lograban desbaratar nuestros ataques en zona de tres cuartos lanzando contraataques directos con balones largos a la espalda de nuestros defensas.

Y así en sendos balones largos a la espalda de nuestra defensa adelantada, el equipo visitante se adelantó por dos veces en los minutos 17 y 18 de partido, pese al aparente control del encuentro por parte de los nuestros, que de nuevo se veían 2 goles por debajo en el marcador, de manera inmerecida.

Estos mazazos espolearon a nuestros jugadores e hicieron que sacaran su orgullo y su mejor versión, y a partir de aquí el partido cambió y el equipo visitante no volvió a incomodar en exceso la portería defendida por Marc.

Llegando ya a la finalización del primer tiempo, llegaría la primera acción polémica del encuentro puesto que tras una falta, a favor, en la que el arbitró otorgó la ley de la ventaja, llegaría un centro lateral que el central visitante despejaría con la mano cuando Ayman se disponía a recortar distancias y el colegiado no acertó a señalar la pena máxima, señalando en su lugar saque de esquina para los nuestros.

Ya en la siguiente jugada, fue el propio Ayman, quien tras una combinación con Prades encararía al portero, batiéndolo en el 1 contra 1 y recortando distancias antes de la llegada del entretiempo.

Con la reanudación se dio entrada en el terreno de juego a Javi, en sustitución de Salva Pascual y la línea ascendente del equipo continuó embotellando al equipo rival en su área y en una de ellas, Ivan logró rematar a portería un balón dejado atrás en el interior del área estableciendo el empate a 2 y dando alas a los nuestros a fin de tratar de hacerse con la victoria.

Y se mientras se iban sucediendo las jugadas de ataque, el gol no llegaba, sin embargo la sensación era de que el 3-2 podía llegar en cualquier momento. Nada más lejos de la realidad, en un despeje de la defensa local, el atacante rival llego al área pugnando con Manel hombro con hombro y en cuanto pisó en interior del área, sufrió un desvanecimiento fruto del calor extremo que hacía en Carcaixent y que el arbitró señalo como pena máxima, y a la postre supondría el 2-3.

Cuando ya parecía que el resultado no se movería, Oscar Torres sufrió un derribo en el área a la salida de un centro lateral y el árbitro volvió a señalar el punto de castigo, si bien, el guardameta local terminaría atajando el disparo de Ayman, quien asumió la responsabilidad de ejecutar la pena máxima, con lo que ello supone pasado el minuto 90 de partido, nada que reprochar.

Finalizaba así el encuentro en el que, una vez más, nuestros chicos merecieron mucho más y en el que los tres puntos se marchaban injustamente, visto lo visto en el terreno de juego. Está costando arrancar, pero cuando lo hagamos, seremos imparables.