El Alevín A de nuestra Escola UD Carcaixent cae derrotado en un muy buen partido pero un mal resultado para las aspiraciones del equipo.

El equipo dirigido por Rafa i Josep disputó en el campo dels Quatre Camins contra el Promeses Sueca un rival que siempre nos pone las cosas muy complicadas.

Empezamos con un nivel muy alto de juego obteniendo un porcentaje muy alto del control del juego. Fruto de ello, creamos bastantes ocasiones pero nos faltaba un poquito de suerte. Ellos lo tenían muy claro, se dedicaban a defenderse y a buscar un jugador determinado que por su físico y zancada era bastante diferencial.

Cuando mejor estábamos dentro del partido, el balón le llegó a su jugador diferencial y con una zancada potente y un fuerte disparo consiguió batir nuestra portería. Nosotros, seguimos intentando jugar y crear ocasiones a partir de tener el balón y dominar el juego con el esférico pero no conseguimos empatar antes del descanso.

Salimos con un cambio de sistema y poco podía decirle al equipo, simplemente reforzar lo que estábamos haciendo en el equipo, que confiaran en ellos mismos y que estuvieran atentos al punto fuerte que tiene ese equipo.

Salimos un poquito nerviosos pero seguíamos siendo dueños del partido, pero otra vez, el jugador del Promeses Sueca Miquel, consiguió irse por velocidad de nuestros defensores y aprovechar el fuerte disparo que tiene para hacer el 0-2 en el marcador.

Decidimos jugárnosla y poner dos delanteros para agitar un poco el partido. El equipo no bajó nunca los brazos y conseguimos en 10 minutos empatar el partido con 2 buenos goles de Joan y Jose.

El resultado se quedaba hasta un poco corto por cómo estábamos jugando, pero otra vez, en una jugada aislada se pusieron ellos por delante.

El golpe era fuerte pero no dejamos de creer y poco después en una jugada de casta Jose volvió a poner las tablas en el marcador.

El partido como mínimo estaba para el empate, aunque como opinión personal y siendo bastante objetivos nos merecíamos la victoria, pero en una jugada a balón parado el equipo contrario puso el 3-4 final.

Esto no es una excusa, pero como entrenador, creo que el cuerpo técnico del equipo contrario crea un ambiente de crispación y nerviosismo a niños de 11 años durante todo el partido y no es la primera vez.

Y para finalizar, estoy muy orgulloso de mi equipo porque ellos se llevaron los 3 puntos pero yo me llevo la satisfacción de entrenar a un AUTÉNTICO EQUIPAZO.

Vamos equipo!