Segunda jornada de liga. Nuestro rival el Moixent. El partido sabíamos que iba a ser difícil, el rival venía de ganar con contundencia en la primera jornada y sabemos lo que eso significa. Nuestra semana de entrenamientos es buena y seguimos trabajando en nuestro plan, jugar el balón y llevarlo a las bandas y entrar hacia dentro.

El partido comienza muy bien para nosotros, llevamos la batuta y somos dueños del balón en los primeros instantes. El equipo salió enchufado, con ganas y gozamos de dos ocasiones claras de Marc y Jose que no materializamos. El fútbol tiene estas cosas y cuando perdonas, la pagas, y así fue, en un contra que nos pilla mal colocada a la defensa, el equipo visitante consigue hacer el primer gol. Pese a ello, el equipo, continúa luchando en la primera parte, consigue frenas las envestidas del rival e incluso goza de alguna ocasión de gol. El partido sigue con el resultado ajustado gracias a un gol anulado por fuera de juego al equipo visitante, y así se llega al descanso.

En el reinicio de la segunda mitad, el equipo sale con una marcha menos que la primera parte y en estas categorías eso se paga. Nuestra defensa luchó con todo lo que pudo, pero en una jugada en la cual defendemos mal un saque de banda, el balón se pasea por el borde del área sin oposición nuestra, hasta que llega a las botas de un rival y encajamos el 0-2. A las dos jugadas, el nerviosismo y una toma de decisión horrible en la salida de balón, nos llevan a cometer un penalti que con el que llega el 0-3. Con esto el partido se rompe, ellos se hacen claros dominadores, y nosotros sacamos la rabia para pelear cada balón, pero no llegamos a convertirlo en jugadas de peligro. En una jugada aislada a falta de 10 minutos y con el equipo echado arriba, consiguen hacernos el 0-4 definitivo. El marcador no sufrió ningún cambio gracias a la gran actuación de nuestro portero Andreu “Oblak”.

Al final, un resultado demasiado abultado para el trabajo y compromiso del equipo. Acusamos la falta de gol, y cometimos errores que cuestan goles. Ahora entramos en una semana corta de trabajo para preparar el partido contra el Benigànim, el cual será un bonito reto y esperemos sacar un buen resultado.