Asistiendo a La Proclamación del Campeón

5 de junio de 2021, 19’15h, tarde lluviosa en el polideportivo municipal de Catarroja, y víspera de una gran fiesta del combinado local, ya que con un punto se hacían con el título de liga.

Sabíamos a quienes nos enfrentábamos, pues preparamos un partido cerrando espacios  en ese campo estrecho, con nuestra línea de 5 atrás, para cuando recuperásemos no nos quemase el balón y lo mantuviéramos para evitar continuos asedios sobre nuestro arco, posesión a partir de la cual pudiésemos construir ataques canalizados y/o contraataques organizados.

Titulares:

Marc Muñoz (PO), Alberto Garrido (C), Rubén Hervás, Manel Canet, Bernat Talens, Hugo Hernández, Pau Francés, Pablo Ramón, Rubén Pallarés, Ayman Arguigue y Javier Quintana.

Suplentes:

Alejandro Furió, Mohamed Chaamout, Salva Pascual y Óscar Torres.

El equipo rival salió como un huracán, arrasando todo a su paso, saliéndole cada disputa y ejecución técnica con la fuerza y velocidad que requieren, junto con el dinamismo táctico que parte de un rombo central que se despliega para proporcionar de balones a los dos portentos físicos de delanteros de que disponen, supuso que cuando nos quisimos dar cuenta, ya lucía el marcador un 2-0 en contra. Todo ello se juntó a nuestro nerviosismo inicial que propició errores en todas las líneas que no solemos cometer. Cuando teníamos el balón nos apretaban con una presión en cada palmo del terreno de juego, para que cada control o pase que no diésemos a la perfección de lo que requería la situación fuese interceptado por el rival, perdiendo cada vez mayor confianza y acabando lanzando balones largos inalcanzables para nuestros dos delanteros que no dejaban de intentar generarse espacios. Justo antes del descanso encajamos el tercero, y pudieron ser más, ya que el nivel de confianza de los locales les permitía atreverse a lanzar desde cualquier zona de nuestro campo y ganar cada centro aéreo.

En el descanso hicimos borrón y cuenta nueva, fuera de toda presión, con la única ambición de construir juego para divertirse con el esférico para ganar confianza y que nos sirviese de punto de mejora. Y así lo pusimos en práctica. Rubén Hervás fue sustituido por molestias en un pisotón rival en su dedo afectado por Salva Pascual que entraba a cerrar el medio campo, y situando a Pau como central como viene haciendo en las últimas ocasiones con éxito. Fruto de esta posesión asegurando pases tuvimos mucha mayor presencia en campo rival y dispusimos de varias ocasiones sin premio, y que en el contraataque de una de ellas no perdonaron el cuarto gol. Entonces se dio descanso a un amonestado Pablo Ramón para dar entrada a Moha que mostró muchas ganas de querer balón y atacar con él. Más tarde entraron Furió por un activo Pallarés, y Torres por el capitán Garrido al que se le podía dar respiro en la gran acumulación de minutos. Ambos dieron aire fresco al equipo, que se mantuvo en pie en el partido dando la cara en una fecha en la que el campo estaba abarrotado, con acompañamiento musical, y gente en megafonía poco afinada que ambientaban la inevitable consecución de la corona regular. En un último contraataque cayó el quinto y definitivo, que cerraba la cuenta.

Partido del que se saca la experiencia de ver cuál debe ser el ritmo que debemos llegar a conseguir con vistas a futuras temporadas.