Jornada contra el segundo clasificado del grupo, que rápidamente nos ha hecho ver por qué están los segundos en la liga.

Hemos jugado contra un rival superior a nosotros, que rápidamente se ha dado cuenta de nuestras carencias y que olvidándose de hacer jugadas combinadas, aprovechando los jugadores con potencia en el tiro, se han dedicado a chutar desde cualquier posición del campo para ver si lanzaban la pelota por arriba fuera del alcance del portero, que pese a algunas buenas intervenciones, no ha podido hacer nada en la mayoría de los goles.

El equipo contrario se ha apoderado del centro del campo y nos han cortado a la altura del medio del campo casi todas las salidas de balón, provocando que nos chutaran desde cualquier posición y además que no le llegaran balones al delantero centro.  

En la primera parte hemos jugado con el sistema 1,3,3,1 poniendo a Nico de delantero centro para ver si teníamos algo más de llegada a la portería contraria y podíamos marcar  algún gol para motivar al equipo, pero como he comentado anteriormente, apenas le han llegado balones y salvo alguna jugada esporádica, se ha podido crear peligro.

En la segunda parte, se ha tratado de motivar a los jugadores para comenzar un segundo tiempo como si fuera un partido nuevo, y he decidido cambiar el sistema de juego a 1,2,4,1 poniendo a Pau como medio centro defensivo y a Nico como medio centro más ofensivo, junto a los dos interiores, para intentar dominar algo más el centro del campo y evitar que el equipo contrario nos frenara los ataques al centro y nos pudiera chutar desde cualquier posición; esto ha hecho que tuviéramos algo más de llegada y pudiéramos crear alguna jugada de peligro, teniendo tres ocasiones claras de marcar, que por mala fortuna no se han materializado.

 El hecho de no marcar ningún gol al comienzo de la segunda parte y que el equipo contario nos marcara posteriormente de libre directo (levantando el balón de nuevo fuera del alcance del portero), ha hecho que los jugadores se desmotivaran y bajaran los brazos y con ello el rendimiento, cometiendo varios errores que nos han llevado a encajar otros dos goles más, uno de ellos de rebote al querer despejar el balón.

En definitiva nos han marcado 6 goles y nosotros no hemos podido marcar por mala fortuna, pero pese a la derrota, como parte positiva hay que destacar que  se ha puesto en funcionamiento otro sistema de juego y los jugadores han aprendido que existen otros sistemas de planteamiento de juego diferentes.

Es cierto que estamos jugando contra los equipos que están entre los mejores  clasificados en la liga, pero llegará el momento de jugar contra equipos de mitad y final de la tabla, dándonos más opciones para competir; por lo tanto solo nos queda seguir trabajando, motivando a los jugadores y mejorando algunos aspectos.