El Alevín A de la Escuela Carcaixent recibía en la jornada 5 al siempre complicado Promeses Sueca.

Los pupilos dirigidos por Rafa y Josep salieron la primera parte con la intención de dar una buena imagen e intentar conseguir un resultado positivo. Los primeros quince minutos, no conseguimos hacer un buen juego y el partido se caracterizaba por un juego muy directo y eso no era lo que nosotros queríamos. A nosotros nos costaba mucho defender cualquier balón en largo y tampoco nos hacíamos con las segundas jugadas. Fruto de ello, el equipo rival obtuvo varias ocasiones para adelantarse en el marcador, pero a partir del minuto quince nosotros dimos un paso adelante, conseguimos que el equipo rival no jugara tan fácil en el medio del campo y empezamos a llevarnos los balones divididos.

En un buen robo de balón a nuestro favor, obtuvimos una combinación rápida y nuestra delantera Paulina hizo el gol que nos adelantó en el marcador. Seguimos obteniendo los duelos divididos y fruto de ello a los pocos minutos de
hacer el primer gol en un balón que parecía casi perdido por línea de fondo, nuestro otro delantero Pablo sacó un buen recurso individual y con un gran disparo cruzado hizo el segundo gol poco antes del descanso.

Comentamos que no debíamos dar vida al rival, sino, que teníamos que intentar igualar la intensidad y que no recibiéramos un gol rápido porque eso iba a dar vida a nuestro oponente, y muy a nuestro pesar así empezó la segunda parte. Un mal pase que tenía una aparente facilidad, ocasionó un gol rápido del equipo contrario. Era lo que no queríamos porque sabíamos que nos iba a poner nerviosos e íbamos a sufrir. El equipo estaba muy dubitativo y fruto de ello en una jugada a balón parado nos hicieron el segundo gol que supuso el empate. A partir de ahí, decidimos cambiar cosas. Quitamos a un medio centro y pusimos a otro delantero para intentar provocar peligro y dudas en el equipo rival ya que estaban siendo superiores.

El partido volvió a cambiar a nuestro favor. Empezábamos a crear bastante peligro pero a la hora de replegar en faceta defensiva sufríamos. Cuando ya parecía que el partido iba a acabar en empate, una buena jugada individual de Joel tras un buen robo en el medio del campo supuso el gol que nos dio la victoria en el último minuto.

Y así terminó un duro partido de liga, con una victoria justa y sufrida. Al terminar, el entrenador comenta: «el resultado fue algo positivo pero debemos de empezar a tener más el balón e intentar que nuestro juego sea más fluido. Además, de una mayor concentración en los duelos divididos».

¡SEGUIR TRABAJANDO PARA SEGUIR MEJORANDO!