Victoria con daños colaterales

El Juv A de la escuela de Carcaixent ganó el partido sufriendo después de tener un resultado cómodo.

Partido contra el Atzeneta como local, dos equipos empatados a puntos con una sola victoria que necesitaban los puntos para generar confianza. El partido empezó con el Juv A de la Escuela del Carcaixent presionando en campo contrario ante los intentos de salida en corto del Atzeneta. Este no se encontraba cómodo ya que no encontraba la manera de conectar su salida de balón con la progresión del equipo, por lo que el Carcaixent se adueñó de este inicio de partido. Empezaron a llegar las oportunidades para el equipo local pero sin ver portería hasta el min 18 que tras una buena jugada organizada Alberto Faus marcó gol, pero el árbitro lo anuló entendiendo que hubo fuera de juego. Una semana más aparecían los fantasmas de los partidos anteriores donde siempre nos habían anulado el gol que nos adelantaba en el marcador. El Juv A de la Escuela del Carcaixent no desistió y tras una gran jugada por banda de Pau, Pallares puso el 1-0 en el marcador, esta vez de manera válida. El Atzeneta continuaba sin encontrar la manera de crear oportunidades, y esto lo aprovechó el Carcaixent para ampliar el marcador antes del descanso obra de nuevo de Pallares. 2-0 al descanso y con muy buenas sensaciones.

Durante el descanso hablamos del exceso de confianza en resultados con dos goles de ventaja y sus posibles consecuencias.

La segunda parte empezó con un Carcaixent en repliegue a 3/4 de campo, y pronto aprovechamos un contraataque para que Quintana finalizara y pusiese en el marcador en el min. 55 el 3-0. Cuando todo parecía en calma, llegó la tormenta. Tras marcar el gol, una falta en medio campo de Salva Oltra por llegar tarde a la disputa hizo que el árbitro le castigara en expulsión por roja directa (injusta), dejando el Juv A de la escuela del Carcaixent en 1 jugador menos. A partir de este momento el Carcaixent no tuvo equilibrio y no supo gestionar un resultado tan amplio, lo que propicio el 3-1 del Atzeneta en un centro lateral. 15 min. para el final y como estaba el partido el Atzeneta iba a poner toda la carne en el asador. El Atzeneta lo intentaba sin éxito, la oportunidad más clara para recortar distancias fue en uno de los saques de esquina que Xusi evitó el 3-2 sobre la línea de gol. En el siguiente ataque del Atzeneta, una jugada individual terminó en penalti (muy riguroso). Además tras una continua provocación del nº9 del Atzeneta durante muchos minutos del partido, Quique entró en la disputa y fue expulsado directamente. Adivinó Marc pero no pudo parar, 3-2 a falta del tiempo añadido. Aún iba a tener la oportunidad el Atzeneta de empatar el partido, donde en la última jugada del partido un tiro desde la frontal terminó golpeando el larguero y saliendo fuera.

Al final el Carcaixent se llevó los 3 puntos en un partido que parecía resuelto al min. 60 pero que pudo pasar de todo en los minutos finales. Jugadores destacados: Rubén Pallares y Toni Bataller.

Xesco Ortiz, entrenador del JA del Carcaixent comentaba tras el partido: “Nos quedamos con un sabor agridulce de esta victoria. Estamos contentos por los 3 puntos porque nos dan confianza para seguir trabajando de la misma manera. Creo que el equipo ha sido superior al rival durante los primeros 60 min., pero hemos sido de nuevo inmaduros a la hora de gestionar el resultado. Además el árbitro, una vez más, nos ha perjudicado en tres situaciones muy importantes: un gol anulado, una expulsión injusta y un penalti riguroso, 3 acciones que determinan el resultado de un partido. Nos vamos descontentos por la actitud de Quique, que no supo gestionar su carácter y entró en disputa propiciada de manera voluntaria por el rival consiguiendo lo que quería, la expulsión. 3 puntos importantes para afrontar el siguiente partido contra el Alberic, uno de los equipos punteros de la liga”.