UN COMBATIVO SUECA SUMA SUS TRES PRIMEROS PUNTOS TRAS VENCER A UN CARCAIXENT SIN INTENSIDAD Y FALTO DE IDEAS.

Este sábado, se disputaba la quinta jornada de liga entre dos equipos con un nivel similar y faltos de puntos. Hasta la fecha actual, los locales no habían sumado ningún punto, mientras que los visitantes contaban con tres puntos gracias a su victoria ante el Acatec Valencia. A priori, se presentaba un partido apasionante y reñido con la ambición e ilusión de ambos equipos en de poder sumar.

El partido ha empezado con un Sueca muy atrevido adelantando líneas, presionando en área rival y dificultando la salida de balón de los visitantes, que no encontraban el modo de enlazar varios pases seguidos. Varias pérdidas inoportunas de los pupilos de Luis y Andreu, han provocado los primeros avisos y acercamientos de los locales, siempre bajo el mando de su medio ofensivo que ha sido, de largo, el hombre más peligroso del Sueca y quizá el hombre del partido. A pesar de ello, el Alevín B aguantaba las llegadas de los locales e intentaba jugar a la contra con balones largos buscando la velocidad de  sus interiores y con la principal intención de abrir el campo y tener más facilidad a la hora de crear juego. Sin embargo, la falta de intensidad, contundencia y astucia provocaba pérdidas inmediatas que aprovechaban los jugadores del Sueca para, en dos toques, plantarse en el área rival. Los minutos transcurrían y pese al dominio constante del Sueca, no llegaban las ocasiones. Los porteros han sido meros espectadores en gran parte de la primera parte. A falta de cinco minutos para el descanso, Hugo, tras una jugada individual brillante, se ha sacado un misil cruzado que nada ha podido hacer el portero local. Gol digno para verlo repetido infinidad de veces. El Alevín B del Carcaixent se adelantaba en el marcador sin merecérselo..

Con el 0-1 se ha llegado al descanso. Durante este periodo, Luis y Andreu han intentado animar y motivar a sus jugadores, haciéndoles ver que tenían que mostrar una mejor actitud e ir con más intensidad y seguridad a balones divididos, segundas jugadas o ser más contundentes a balón parado.

La segunda parte ha sido un vivo reflejo de lo acontecido durante los primeros treinta minutos, donde nos hemos encontrado a un Sueca muy valiente, aguerrido y con las ideas muy claras, y, por contra, a un Carcaixent apagado, sin ganas ni ambición. Sin ir más lejos, en uno de los primeros acercamientos, un fallo a la hora de despejar el balón ha provocado una situación de uno contra uno donde el delantero del Sueca resolvía con mucha clase. Sin tiempo para reaccionar, en la jugada posterior, Guillermo ha gozado de una ocasión inmejorable tras un gran recorte previo que, inexplicablemente, erraba tras disparar al centro de la portería dándole la posibilidad al portero de despejar el esférico a córner. En ese mismo córner, un gran centro de Yeriel al punto de penalti era cabeceado por Iker pero el balón salía a escasos centímetros del palo derecho. Cuando los visitantes empezaban a inquietar al equipo rival y a desplegar su juego, otro fallo de los visitantes al intentar despejar un balón al centro de su propia área, era recogido por su jugador más destacado y con un gran disparo cruzado anotaba el 2-1. Jarro de agua fría para los visitantes que a falta de cinco minutos no han encontrado la forma de empatar el partido y, de esta manera, sumar su cuarta derrota.

Tras el pitido final, el entrenador rival Luis comentaba lo siguiente: “Es cierto que nos vamos de Sueca decepcionados y con sabor amargo. Hemos perdido merecidamente porque no hemos competido con las mismas ganas, intensidad y ambición que los rivales. Da impotencia porque el Sueca no es mejor que nosotros, pero han salido al 100% y no queda otra que darles la enhorabuena. En cuanto a nosotros, solo nos queda entrenar con la misma ilusión y ganas que siempre intentando aprender de los errores cometidos para que no vuelvan a ocurrir”