Este Sábado tenía lugar en Carcaixent una nueva jornada de liga en la que se enfrentaban dos equipos necesitados de puntos con un nivel de juego muy parejo, por lo que a priori podíamos presenciar un partido cuyos pequeños detalles podrían marcar la diferencia y decantar la balanza a favor de un equipo u otro.

Los locales llegaban al encuentro con 5 ausencias debido a los contagios por covid señalados en los respectivos colegios, por lo que tenían que tirar de 4 benjamines cuyo rendimiento fue más que notable.

La primera mitad acabó sin goles. Fueron 30 minutos donde el Cullera, como era de esperar, llevó el peso del partido con más aproximaciones pero sin crear aparentemente peligro. Los locales trataban de armarse bien atrás intentando mantener portería a 0 y aprovechando la velocidad de sus interiores, tanto de Yeriel como de Jorge, del Benjamín. El portero local, Bruno, también del Benjamín, evitó el 0-1 con una extraordinaria doble parada, la segunda de ellas con los pies. Pese al dominio visitante, la gran primera mitad de la defensa local, liderada por Dayan junto a Aron y Jaume, hicieron nulo cualquier ataque rival, estando fuertes y contundentes tanto en los cortes como en los balones divididos.

A finales de la primera mitad, un sensacional pase de Yoel a las de su último central, hizo que Jorge estuviera apunto de anotar el primer gol del encuentro, pero el meta rival estuvo atento y pudo despejar el balón cuando Jorge ya se quedaba solo ante él.

Como ya he mencionado anteriormente, el encuentro llegó al descanso con empate a 0. Luis y Andreu daban la enhorabuena a los 12 jugadores por la primera mitad realizada, ya que no era fácil jugar con 4 benjamines contra jugadores de 1 y 2 años mayores que ellos. Además, animaban a sus pupilos a adelantar líneas e intentar presionar más arriba y crear un poco más de peligro con el fin de demostrar que también podían hacer daño.

La segunda parte fue mucho más abierta, con ataques para ambos equipos. Fruto de ello es que durante los primeros 10 minutos, ambos equipos disfrutaron de varias ocasiones cada uno, pero las grandes intervenciones de los guardametas evitaron los goles. Sin embargo, en una falta en el medio campo a favor de los locales, una pérdida ingenua de balón provocó una contra donde el Cullera, con superioridad a la contra, no perdonó el 0 a 1.

Los visitantes se adelantan de la manera más tonta posible. Pese al gol, los locales trataron de sumar más gente arriba con el fin de intentar crear más peligro cambiando su sistema a un 2-3-2. Cuando los locales empezaban a llegar de manera más clara y peligrosa, buscando sin cesar el empate, otra contra bien trenzada por el equipo rival dio lugar al 0-2 en el marcador. A falta de 3 minutos para el final, Yeriel recortó distancias tras un exquisito golpeo de falta directa. Pese a unos últimos intentos, el marcador no se movió más y el Cullera se llevó un encuentro muy reñido por 1-2.

Tras el encuentro, Luis y Andreu comentaban lo siguiente: «En primer lugar, dar la enhorabuena a los 12 jugadores por el trabajo y esfuerzo de hoy. No es fácil disputar un partido con 5 bajas y 4 jugadores del Benjamin, por lo que la actitud es de admirar. En segundo lugar, agradecer a Yoel, Aron, Jorge y Bruno el venir con nosotros. Han estado a un nivel descomunal. En cuanto al partido, triste porque como ya ocurrió ante el Ciudad de Alzira y Sueca, volvemos a perder ante un equipo que para nada es mejor que nosotros. Pequeños detalles en determinadas acciones del encuentro vuelven a perjudicarnos y eso hay q trabajarlo más. Como venimos diciendo tras cada partido, no queda otra que seguir trabajando y mejorando, siempre con actitud positiva».