El Alevín A de la Escuela Carcaixent cae derrotado en un partido muy serio contra un rival importante de la liga.

El equipo salió con las ideas muy claras. Hicimos un trabajo defensivo espectacular, provocamos que un rival que siempre domina el balón le costara dar tres pases seguidos haciéndole que el partido se le hiciera largo e incómodo. Además, tuvimos en los primeros minutos un disparo al palo que hubiera hecho que nuestro equipo creyera aún más en sacar un resultado positivo. Cuando prácticamente el partido iba a llegar al descanso con un empate, de un
córner a nuestro favor no supimos acabar la jugada y en un mal despeje el delantero del equipo contrario se fue solo hacia nuestra portería y se adelantó en el marcador poco antes del descanso. Así terminó la primera parte.

En el descanso poco se le podía reprochar al equipo. Transmitimos un refuerzo positivo porque el trabajo era muy bueno, simplemente debíamos mejorar un poco en la circulación del balón y ser más precisos en los metros finales.
Salimos bastante bien pero a los pocos minutos, recibimos un gol en contra que supuso un fuerte mazazo para el equipo. El equipo siguió compitiendo de manera notable, volvimos a tener un disparo al larguero y cuando volvimos a estar metidos en el partido recibimos otro gol en contra.

El equipo nunca bajó los brazos y poco antes del final recibimos el cuarto y último gol.

Al terminar, el entrenador comenta: «El equipo contrario fue un poco superior, pero a mi parecer, el resultado fue demasiado abultado para lo que se vio en el partido y creo que merecíamos un resultado más a la par por como trascendió el encuentro. Orgulloso de cada uno de mis niños/as, porque todos los partidos dan todo lo que tienen y contra eso no se puede pedir más. ¡EL RESULTADO ES LO DE MENOS, EL TRABAJO ES LO MÁS IMPORTANTE!»