Hemos reemprendido la liga y rápidamente se ha notado esa falta de seguida en la competición.

En esta jornada hemos jugado contra un equipo que a priori era asequible, pero que rápidamente se ha apoderado de nosotros.

El rival ha sido superior a nosotros, y ha basado su juego en enviar balones al delantero centro de su equipo que por rapidez y calidad técnica se iba con facilidad de nuestras defensas. 

Hemos jugado con el sistema 1, 3, 3,1 poniendo a Nico de delantero centro para ver si teníamos algo más de llegada a la portería contraria y podíamos marcar algún gol para motivar al equipo, pero ha faltado más intensidad en el juego, y si bien es cierto que se ha intentado hacer jugadas combinadas, no hemos sido capaces de definir correctamente al fallar en el último pase o en el control del balón.

Los despistes, la poca intensidad y la falta de tapar los lanzamientos y rechaces dentro del área ha hecho que al poco tiempo de comenzar el partido fuéramos perdiendo dos a cero; el equipo ha reaccionado sacando varios saques de esquina ensayados que han dado fruto, marcando el 2 a 1, pero precisamente en otro saque de esquina mal ejecutado nos han robado un balón y saliendo a la contra, y no siendo capaces de frenar al jugador anteriormente citado, nos ha marcado el 1 a 3, resultado con el que nos hemos ido al descanso.

En ataque hemos tenido ocasiones de marcar en dos lanzamientos al palo, y también en varias ocasiones hemos podido plantarnos solos delante del portero si hubiéramos sido capaces de saber controlar el balón para poder encarar a portería.

En la segunda parte, se ha tratado de motivar a los jugadores para comenzar segundo tiempo con más ganas, pero de nuevo, debido a esa falta de intensidad al salir a cortar el balón o tapar los lanzamientos contrarios ha hecho que encajásemos un gol más, rompiendo totalmente el partido y jugando ambos equipos sin una estructura definida; esto ha hecho que tuviéramos algo más de llegada y pudiéramos crear alguna jugada de peligro, marcando el 2 a 4 y teniendo tres ocasiones claras de marcar, que por mala fortuna no se han materializado; aunque ellos también han llegado más a portería marcándonos tres goles más, dos de ellos de falta directa.

En definitiva nos han marcado 7 goles y nosotros solo hemos podido marcar 2 goles, aunque podíamos haber marcado 2 o 3 goles más si hubiéramos hecho bien las cosas.

Como parte positiva me quedo en los saques de esquina bien ejecutados, según se había ensayado en los entrenes. 

Solo nos queda seguir trabajando, motivando a los jugadores y mejorando en algunos aspectos.