Después del parón liguero, este fin de semana el Prebenjamín reanudaba la competición contra un rival fuerte y trabajado como es el Cullera.

Los nuestros iniciaron el encuentro muy serios en defensa y aprovechando la velocidad de nuestros jugadores de arriba para poner en peligro la portería contraria.

La igualdad estuvo servida hasta el final del encuentro en cuanto a juego y ocasiones.

Tras algunos ataques frustrados por parte de ambos conjuntos, el primero en golpear fue el Cullera aprovechando un balón muerto en el área. Lejos de venirse abajo los nuestros mostraron el potencial que tienen manteniendo la calma y siguiendo con su juego de defensa férrea y rapidez en el ataque. Fruto de ello, llegaron varias ocasiones que desbarató un gran portero rival con intervenciones de mérito. Pero nuestros peques, achicando todas las ocasiones del rival con un porterazo bajo palos que repelía todos los lanzamientos del adversario, tuvieron una contra magistral conducida por Ahmed y finalizada por Damián colando la pelota entre las piernas del portero.

Llegábamos a la segunda parte con los ánimos altos gracias a nuestro buen hacer.

Tuvimos ocasiones para sentenciar el partido y llevarnos los tres puntos, pero la fortuna no estuvo con otros esa mañana y sendos penaltis pitados  en contra, truncaron nuestras opciones de victoria o de sacar algo positivo en el campo del Cullera.

La segunda parte fue un clon de la primera en un partido disputadísimo. Sin lugar a dudas, nuestro equipo va en progresión ascendente y en breve, nos darán muchas alegrías.