Las ocasiones y goles locales marcan la diferencia en un partido muy disputado.

El Alevín B de la escuela UD Carcaixent afrontaba un nuevo partido con el objetivo de recuperar sensaciones tras una mala imagen ofrecida en el último encuentro de liga, mientras que los locales querían seguir sumando de 3 en 3 con el fin de seguir ocupando los puestos altos de la clasificación.

La primera parte estuvo marcada por las pocas ocasiones generadas por ambos equipos, donde el Dragon Force llevó el peso del juego mientras que los visitantes se dedicaban a realizar una inmediata presión tras pérdida y una presión muy alta para dificultar la salida de juego de los locales. El primer gol llegó a falta de 5 minutos para el descanso en una mala salida de los visitantes. Hasta entonces, los locales gozaron de tres ocasiones de gol. Dos
de ellas fueron salvadas por Gerard, que cuajó otro gran encuentro, y una tercera ocasión salvada por el central Iker bajo palos. Instantes más tarde, fue el jugador del Carcaixent Iván, quien dispuso de una clara ocasión de gol que se fue fuera de la portería por muy pocos centímetros. Hasta ahí, como ya he mencionado, estábamos disfrutando de un partido muy equilibrado y competido. Sin embargo, a falta de poco más de 5 minutos para el
descanso, los locales se adelantaron gracias a una buena recuperación de uno de sus interiores que solo tuvo que realizar el pase de la muerte para que su delantero no perdonara.

Durante el descanso, ambos entrenadores hicieron hincapié en qué detalles debían mejorar y en qué cosas debían de seguir realizando de manera satisfactoria. Palabras de apoyo y ánimo ya que quedaba por disputar una segunda parte apasionante.

Tras el inicio de la segunda mitad, fue el Alevín del Carcaixent quien intentó buscar más el área rival, con acercamientos peligrosos que no terminaban por materializar. Quizá faltó crear más sensación de peligro. Sin embargo, cuando más atacaban los visitantes en busca del empate, en un saque de portería, Gerard se resbalaba para provocar un ingenuo penalti. Gerard logró adivinar la trayectoria del balón y lo atajó, pero su delantero no perdonó en el
rechace e hizo que los locales aumentaran su ventaja en 2-0. A partir de ese momento, el Carcaixent se volcó en ataque provocando contras a favor del Dragon Force. Tras varias paradas sensacionales de Gerard, en una de esas contras anotaron el definitivo 3-0.

Tras el partido, el entrenador visitante, Luis, comentaba lo siguiente: “Ha sido un resultado duro. No por juego sino por la diferencia que marca el marcador ya que creo que no refleja lo vivido en el partido. He visto en mis jugadores un cambio muy positivo con respecto al último partido de liga, con una presión muy alta como así habíamos trabajado durante la semana y una buena presión y recuperación tras pérdida. Sin embargo, sigo pensando que
debemos de crear muchísimo más peligro arriba. Debemos inquietar mucho más la portería rival ya que sabemos que en el fútbol lo que cuenta y suma son los goles. Debemos de tener más presencia ofensiva. No queda otra que seguir trabajando con ambición e ilusión ya que los resultados llegarán”.