GRÀCIES EQUIP!

Gran victoria de nuestro juvenil C (7-1) ante el CF Aielo, demostrando por fin que el equipo tiene mucho más de lo que venía mostrando en partidos anteriores.

Llegaron los nuestros con las fuerzas muy menguadas y el ánimo decaído por la no recuperación de Ivan y Hugo, que pese a intentarlo hasta el final no lograron recuperarse de sus lesiones para enfrentarse contra el CF Aielo, uno de los cocos de la categoría, que tan solo había concedido una derrota en lo que llevamos de liga y que venía de golear 8-0 en la jornada anterior, con el subidón moral que ello conlleva.

Comenzó el partido siguiendo el guion previsto, con los nuestros replegados repeliendo los envites del equipo rival, que como era de esperar trató de hacerse con la iniciativa desde el minuto 1, si bien se encontraron con la sobriedad defensiva de nuestro juvenil, que formaba con los ya habituales Manel, Salva y Vicent Canet, que esta semana estaban acompañados por Almunia en el carril derecho.

Cabe destacar también que Àlex estuvo muy atento durante todo el partido, y sobre todo en los minutos iniciales a los balones largos, saliendo a la frontal a recogerlos para iniciar el juego desde una posición más adelantada y no permitiendo a los delanteros rivales, llegar a los balones al hueco.

Sabían los nuestros lo que iba a deparar el encuentro, y eran conscientes de que se enfrentaban a uno de los rivales más duros de cuantos habían enfrentado en la presente campaña, y así se dispusieron a madurar las jugadas desde atrás y aprovechar las posibilidades que otorgaba la defensa adelantada del CF Aielo para atacar a la contra. Y así, llegó la primera para el máximo artillero local, Prades, que se fue desviada por el lado derecho de la portería, aunque si bien es cierto que no acertó a ver a Pablo García que se encontraba en mejor posición para finalizar la jugada.

En los siguientes compases del partido, el equipo visitante se dispuso a tratar de salir con el balón jugado, y fue en una de estas cuando Prades interceptó un pase entre los defensas rivales para plantarse ante el portero y batirlo por bajo inaugurando el marcador.

Con el gol, nuestro equipo creció en confianza y autoestima y así llegaron varias jugadas de ataque a base de córner y faltas laterales, siendo en una de estas donde la pizarra de Canut salió a relucir, falta lateral, Salom pasa por encima, los nuestros arrastran al segundo palo, Puchol la pone al primero y Prades solo remata a placer, 2-0.

Estos dos goles casi seguidos dejaron en shock a los visitantes, que para nada se esperaban lo que estaba sucediendo sobre el terreno de juego, pero la cosa no quedó ahí, ya que en un balón largo de Salom, el defensa trata de despejarla o dejar hacia su portero, dejando a Prades solo para culminar el Hattrick, y poner en el marcador un resultado poco previsible en la previa del partido.

Saco el orgullo en dicho momento el CF Aielo, y en una jugada por banda izquierda donde su interior partía de posición dudosa, se acabó plantando ante Alex y tras un rebote, el balón cayó a los pies del delantero visitante que acortaba distancias y volvía a meter a su equipo en el partido. Nada más lejos de la realidad, ya que tras el saque inicial, los nuestros alcanzaban el área visitante y tras un balón por alto que venía de línea de fondo, Pablo García se encontraba frente al portero y esta vez no falló, 4-1 y fin a los aires de remontada que el gol había dado al equipo rival, ya que con este resultado se llegaría al entretiempo.

La segunda mitad no se desarrolló por la senda que se preveía ya que el equipo rival, en ningún momento demostró querer ir a por el partido, dio entrada el míster en el terreno de juego a Carlitos y a Monrós y sería este último, que volvía al equipo tras la lesión, quien recibió un espectacular pase de Puchol con el exterior, para cruzar el esférico que acabaría entrando tras golpear el en palo, instalando el quinto en el casillero de los locales, y así continuó el partido, de nuevo la estrategia de Canut, córner que sacó Salom en corto para Puchol a quien nadie salió a tapar, disparo seco desde el lateral del área y el portero la rebota hacia dentro de la portería, 6-1, y acto seguido, tras un disparo al palo (quien no podía perderse su habitual cita con los nuestros) de Puchol, recogería Monrós el esférico para poner el definitivo 7 a 1 en el marcador.

Ya en el último cuarto de hora, el míster dio entrada a Andrés, Lopez y Celaya, dando descanso a Moha, Prades y Puchol quienes habían realizado un grandísimo encuentro.

Concluía el partido felizmente para los nuestros, quienes contra todo pronóstico se impusieron a uno de los cocos de la categoría y demostraron la clase de equipo que son, manteniendo inexpugnable el Camp dels Quatre Camins y demostrando que con actitud, todo se puede. Ahora tendrán que refrendar que esto no fue un espejismo y que de verdad quieren y son capaces de hacer lo que se propongan, y para ello tendrán su oportunidad el próximo sábado a las 17:30 en el partido que les enfrentará al Ciutat d’Alzira A, en las instalaciones de Tulell.

                El cuerpo técnico quiere agradecer al equipo el esfuerzo realizado, especialmente en esta jornada, tan complicada para el míster.