Nuevo partido en nuestro campo, y nueva oportunidad para buscar la victoria y sumar de 3 por primera vez en la temporada contra el Racing de Xàtiva B, rival de “nuestra liga”. El partido fue el más igualado de la temporada, y el resultado no refleja la realidad de lo que se vivió. A la postre, un 0-3 que nos deja tocados, pero nunca hundidos.

El partido iniciaba con dudas y con un rival que salía fuerte y buscaba con determinación nuestra portería. A los pocos minutos de iniciar el partido una jugada por banda izquierda en campo rival, acaba con nuestro equipo volcado en la presión y un pase al hueco a la banda libre deja a un jugador solo contra Eric, quien sustituía a Andreu, ausente en este partido. Poco pudo hacer ante la única acometida rival de toda la primera parte y encajamos el 0-1. El juego se empezó a igualar y el partido empezó a desarrollarse en el medio del campo. La defensa rival se presentaba con 3 jugadores fijos en su zona defensiva que despejaban cualquier intento por nuestra parte de crear acciones ofensivas. Con la igualdad y las ideas claras para darle la vuelta en la segunda parte llegamos al descanso.

Nos centramos en dar soluciones a los problemas que planteaba la defensa de 3 jugadores estáticos que presentaba el equipo rival, y daba paso a una segunda parte igualada como la primera, pero en la que el equipo se volcó mucho más en ataque y gozó de alguna oportunidad. Igualar el juego dependía de nosotros mismos, y las ocasiones empezaron a llegar cuando el equipo rival empezó a notarse presionado por nuestro ataque y abrió más huecos, que creaban un partido de ida y vuelta muy bonito y vibrante de ver, tanto para los padres como para los entrenadores que sufríamos cada acometida a la portería rival.

En los minutos finales y después de haber gozado de las ocasiones más claras, en un córner en contra, que se repitió en varias ocasiones puesto que no conseguimos despejar hacía la portería rival, el balón acabó paseándose por el área y un rival lo empujó al fondo de la red poniendo el 0-2. Con el tiempo cumplido y en mi humilde opinión, ante la desafortunada decisión del árbitro de añadir 3 minutos al partido, cuando no se había perdido nada de tiempo, puesto que estos partidos no conllevan excesivas pérdidas de tiempo, el equipo acabó encajando el 0-3 definitivo.

Se nos escapa un partido que competimos de principio a fin, que podría haberse girado a nuestro favor en cualquier momento, y que desafortunadamente nos llevamos mayor correctivo del merecido. Nos quedamos tocados, pero nunca hundidos, porque si algo caracteriza a este equipo y a todos los jugadores, y padre que los conforman es la resiliencia, las ganas de luchar, y el compromiso por aprender.

¡¡¡¡¡¡1,2,3, Carcaixeeeeeent!!!!!!!