Este Viernes, se disputaba en Alberic el partido aplazado correspondiente a la jornada 7 de liga.

El partido, como es últimamente habitual, no podía empezar peor para el Alevín del Carcaixent. Dos errores grotescos e infantiles en los primeros cinco minutos ponían por delante a los locales que sin hacer absolutamente nada ya contaban con dos goles a favor. Antes del 2-0, Dayan remató de cabeza un saque de esquina y cuando estaban todos celebrando el gol, el árbitro anulaba el tanto porque según él, el balón no había entrado del todo. (el entrenador local admitió más tarde que sí había entrado). El carcaixent nuevamente tenía que remar a contracorriente y sobreponerse al mazazo inicial. Sin embargo, durante esos 10 primeros minutos, los pupilos de Luis y Andreu ya habían gozado de 4 ocasiones clarísimas de gol que, o bien por la gran intervención del portero, o el palo o por salir el balón a escasos centímetros de la portería, no consiguieron recortar distancias.

El resultado estaba siendo muy injusto, ya que el dominio y los acercamientos eran de los visitantes, que no dejaban de insistir y atacar la meta rival. Sin embargo y cosas del fútbol, cuando más encerrados estaban los locales, un balón sin peligro alguno fue golpeado (o incluso despejado) por el delantero del Alberic desde medio del campo e inexplicablemente se coló en la portería. Cuando parecía que se llegaba al descanso, Joel puso un gran pase en profundidad a Guillermo, y este, a la salida del portero, cruzó con un toque sutil poniendo el 3-1 en el marcador y creando esperanzas para la segunda parte.

Con el 3-1 se llegó al descanso. El entrenador del Alevín, insistía que debían estar más contundentes y seguros atrás, ya que, como se había visto durante los primeros 30 minutos, habían tenido bastantes ocasiones y llegadas con peligro, y todo hacía indicar que en la segunda parte iba a ocurrir lo mismo.

Cosas del fútbol, en la primera jugaba de la segunda mitad, otro error inexplicable era aprovechado por el delantero local que no perdonaba y anotaba el 4-2. Acto seguido, Yeriel conseguía volver a recortar distancias y meter nuevamente al equipo en el partido. En la siguiente jugada, una falta a balón parada nuestra fue sacada por Yeriel y, el rebote fue anotado por Iker. Inexplicablemente, el árbitro anuló el gol por un fuera de juego totalmente inexistente. Por si fuera poco, en la siguiente jugada, otro disparo raso desde el medio del campo supuso el 5-2. Sin embargo, el Alevín B del Carcaixent, seguía creando numerosas ocasiones con un sensacional juego en equipo, pero el portero o los palos evitaron los goles. El Alberic con contras letales, aumentaba su casillero con dos dianas más.

Demasiado castigo para un Carcaixent que jugó y peleó de tú a tú. Pese al 7-2, los visitantes seguían generando ocasiones una y otra vez, y en dos jugadas, primero Yeriel y luego Iker anotaron el 7-4 final.

Tras el partido, el entrenador visitante Luis comentaba lo siguiente: «Independientemente del resultado, me voy muy satisfecho y orgulloso con el encuentro de mis jugadores. Es cierto que, obviamente, el resultado no es el deseado, pero creo que es un resultado engañoso, ya que no hemos sido inferiores a ellos. Hemos jugado ante el cuarto equipo que menos goles recibe de la categoría y hemos generado más de 15 ocasiones claras de gol. 15, que se dice pronto. Además de los 4 goles anotados. Muy contento por cómo han reaccionado y han sabido sobreponerse a los goles encajados, y por la manera que han competido hasta el final. He visto a un Alevín B comprometido y solidario, y eso me enorgullece como entrenador/formador. Se nota que los entrenamientos van dando sus frutos y estoy seguro que si seguimos así, la segunda vuelta será totalmente diferente, con una notable mejoría. Ojalá la actitud y el juego en todos los partidos sean como el de hoy».