Las jugadoras han tenido una actitud mucho más positiva y predispuesta que las semanas anteriores, yendo a la media parte tan solo 0-1 contra un rival muy complicado en ataque.

Es una categoría dura para ellas pero cada partido aunque el resultado no sea favorable aprenden cosas que ganando no aprenderían.

La semana que viene toca seguir y prepararse contra un rival accesible para ellas de donde pueden rascar algo de ilusión y motivación.