NO HUBO MAS SUSTOS

Victoria contundente de nuestro juvenil C (6-0) ante el CFB Castello A, victoria que pudo ser más abultada, y en la que los rivales no tuvieron oportunidad alguna.

Buen ambiente en las gradas, donde las fechas festivas posibilitaron que se diesen cita en el campo un lunes de diciembre a las 20:00 un centenar de personas, siempre respetando las normas de seguridad sanitaria, y que alentados por Héctor y su tambor, no dejaron de animar a los nuestros desde el calentamiento, lo cual dio al partido el calor que el termómetro no reflejaba.

El equipo salió al campo con una pancarta de apoyo al propio Héctor, quien recientemente ha sido diagnosticado de una grave lesión en la rodilla que le tendrá apartado de los terrenos de juego una temporada.

Se reencontraba nuestro equipo con la competición después de un mes justo sin competir, por los parones de la competición y los dos aplazamientos sufridos, y lo hizo de la mejor manera posible, dominando y goleando.

Comenzó el partido en la línea de lo que se esperaba de un partido contra el colista, pero con el recuerdo del último encuentro disputado, el equipo dominaba totalmente el control del balón y el equipo rival no mostraba signos de querer tener el control del esférico, pues a la mínima opción lanzaban un balón largo y volvemos a empezar.

En esta tesitura, y en la línea de lo habitual, comenzó el carrusel de ocasiones falladas de los nuestros hasta que llegado el cuarto de hora del partido y tras una jugada de estrategia perfectamente ejecutada a la salida de un córner, Manel remataba un cabezazo potente al segundo palo contra el que nada podía hacer el portero rival.

Siguió la primera parte por la misma línea, posesión de alrededor del 80% para los nuestros, dominio total del partido, y reiteración de paradas del portero contrario. Hay que mejorar la efectividad.

Finalmente, y ya en el tramo final de la primera mitad, tras una serie de rebotes en ataque, el balón le caía a Pablo García, que empalando un zurdazo desde fuera del área, introdujo el balón pegado a la cepa del palo de la portería rival y dando tranquilidad al equipo de cara a la segunda mitad, 2-0.

Con el inicio de la segunda mitad, el equipo rival trato de tener un poco más el balón y de acercarse algo a la portería defendida por Àlex, pero con poco éxito, pues en ninguna ocasión llegaron a traspasar la línea de defensa formada por Vicent/Ferrer, Manel/Salva, Andrés/Almunia y Hugo. Hasta que en el minuto 70, y de nuevo a la salida de un córner, Moha remataba impecable en el segundo palo, y sentenciaba el partido, 3-0.

A partir de aquí el equipo rival bajo los brazos y los nuestros gozaron, de nuevo, de un carrusel de ocasiones y así llegaría el doblete de Andreu, que marcaba de nuevo tras su vuelta a los campos de futbol, y por último Prades, que tras una gran jugada por banda de Puchol, se reencontraba con el gol y se mantiene vivo en la lucha por el premio al máximo goleador de la competición.

Concluía así el encuentro en el que el equipo tenía que dar la cara tras lo sucedido en Alzira en la, ya lejana, jornada anterior y se impuso sin dificultades a su rival, demostrando lo como se venía viendo en los entrenamientos, que lo de Alzira no se puede repetir.