Partido correspondiente a la jornada 8 de la liga en el que ambos equipos salieron a intentar morder desde el primer minuto. Los primeros 15’ fueron bastante igualados y se desbarataron ocasiones unos a otros. Nuestro equipo con más cambios de lo habitual tuvo un respiro en ciertos tramos del partido a los que no estaba acostumbrado. Poco a poco, el Carlet se fue haciendo con el dominio del centro del campo con dos jugadores que achicaban todo intento de internada por parte de los nuestros.

A la contra, empezaron a hacernos mucho daño, ya que nuestras líneas en ocasiones estaban muy separadas el número 32 de ellos aprovechaba para driblar y lanzar una carrera difícil de parar por parte de los nuestros, y donde el porterazo que tenemos poco podía hacer. Fruto de ello, fueron dos goles que ponían en clara ventaja al Carlet que permitía pocas licencias en defensa y que estaba muy bien organizado.

Poco antes del descanso, en una acción a balón parado, eran de las que más disponíamos, Ahmed con un gran lanzamiento de falta, metió por toda la escuadra ella esférico. A partir de ese momento, parecía que los nuestros se echaban al partido y veíamos la remontada posible. Pero otro golpe en forma de gol por parte del Carlet nos dejó tocados.

Al descanso nos fuimos con 1-3 al marcador y con nuestros peques dispuestos a darle la vuelta a un partido difícil, pero la verdad es que el jugador del Carlet número 32 nos puso en muchos apuros durante todo el encuentro y consiguió meter 6 de los 7 goles de su equipo.

Por nuestra parte, nos faltó más llegada a la portería rival, mayor acierto y efectivos para posibles segundas jugadas. Aun así, a esfuerzo, ganas y empuje no hay equipo que nos gane y fruto de ello, llegó nuestro segundo gol en las postrimerías del partido. Aún pudimos conseguir alguno más en los instantes finales, pero una gran mano del portero rival trunco nuestros esfuerzos.

Al final, partido que nos servirá para mejorar aspectos y hacernos más fuertes de cara al futuro.