Partido correspondiente a la jornada 8, última jornada antes del parón navideño, y duro enfrentamiento contra el líder invicto de la categoría. 

El partido iba a ser una dura batalla de 50 minutos, que iba a requerir de jugar nuestros mejores minutos si queríamos sacar algo positivo de este partido. El encuentro comenzaba y tomamos el control de juego, anulamos a sus mejores jugadores, y evitamos las salidas rápidas y las llegadas peligrosas. Los primeros minutos el equipo ha estado controlando el balón, combinando bien, seguros en defensa y han conseguido ser un bloque fuerte que pusiera difíciles las cosas al rival. Con ello, hemos gozado de nuestra mejor ocasión de gol, que ha sido detenida por el portero rival, que habilidosamente ha llevado rápidamente a la banda y ha encontrado al delantero rival que ha llevado el control del balón en una rápida contra hacia nuestra portería y ha sido el primer gol rival. El partido continuaba igualado, y no nos hemos venido abajo. El Algemesí empezaba a dominar y nosotros a venirnos atrás concediendo faltas y saques de esquina peligrosos, que han tenido que sacar la mejor versión de nuestro Andreu bajo los palos. En una jugada a balón parado, el esférico ha salido rebotado y el equipo rival ha conseguido aumentar la baja con un golazo por la escuadra inevitable. Ha seguido el asedio a nuestra portería y las acciones a balón parado se han ido sucediendo, hasta que casi al final de la primera parte desafortunadamente un balón que se ha paseado por el área ha rebotado en la pierna de Álvaro Talavera, encajando así el tercer gol en contra.

La segunda parte se puede resumir en un partido igualadísimo, luchando de tú a tú, ellos han tenido el dominio de balón, y nosotros hemos intentado salir rápidos a las contras que han tenido que ir frenando con faltas tácticas al medio del campo, frenando nuestra progresión. El resultado solo se ha visto modificado en un tiro aislado que ha sido más un despeje que un intento de gol, en el que la visibilidad reducida y las condiciones del campo han provocado que se escurriera el balón entra las manos de Andreu desafortunadamente.

Hemos competido 50 minutos muy bien contra el líder de la categoría, y es cierto que es muy bonito ganar y qué seguro que antes o después lo conseguimos, pero es incluso aún más bonito acabar el partido, reunirnos para hacer la charla final y el grito con todo el equipo, y ver las caras de ilusión tras un partidazo, sin importar el resultado, sin duda, estos son mis pequeños gigantes.

1,2,3 Carcaixeeeeent!!!!