El Alevín A de la Escuela UD Carcaixent consigue una victoria importante contra un rival que nos puso las cosas bastante complicadas.

Salimos la primera parte con la intención de ser dominantes y con un nivel de intensidad muy alto para intentar que el equipo rival sufriera desde el principio. Los primeros diez minutos, el equipo era contundente en defensa y en la parte ofensiva buscando nuestra velocidad conseguimos crear peligro, pero nos costaba ser dueños del medio del campo y dejábamos que el equipo rival jugara muy tranquilo en esa parcela del campo. A partir del minuto diez, al equipo le costaba mucho tener paciencia con el balón y cuando se recuperaba se perdía con gran facilidad. El equipo rival se encontraba a nuestras espaldas con gran facilidad y además, las segundas jugadas siempre nos las  ganaban. Fruto de ello, recibimos el 0-1 y no conseguimos en la primera parte cambiar el resultado, lo que nos llevó a ir al descanso perdiendo justamente.

En la segunda parte el equipo salió con la intención de cambiar la dinámica del partido. Sabíamos que si metíamos un gol rápido, el equipo iba a reaccionar y así fue, en una buena transición conseguimos meter el empate y tener toda la segunda parte para darle la vuelta al marcador.

El equipo, se hizo fuerte atrás y empezábamos a trenzar jugadas con sentido buscando el juego por bandas para intentar que el balón llegase a zona de peligro y nuestros delanteros aprovecharan los balones que les pudieran llegar. Fruto de ello, Pablo Llinares hizo el 2-1 que nos ponía por delante en el marcador. Cuando parecía que el equipo había cambiado la dinámica del partido, fue ponernos por delante en el marcador y dejamos que el equipo rival nos volviera a dominar. No llegábamos bien a la presión, en defensa éramos muy poco contundentes y no teníamos paciencia y calma a la hora de tener el balón y jugarlo con sentido. Volvimos a dejar el medio del campo muy descubierto y dejamos que el equipo contrario rematara varias veces solos desde la frontal del área. Fruto de ello, nos metieron el gol del empate.

Cuando parecía que el partido iba a acabar en empate, el equipo volvió a tener presencia en el área rival. Y en un córner a favor, conseguimos hacer el 3-2 que suponía la victoria para nuestro equipo.

Al terminar, el entrenador comenta: «Contentos por la victoria porque el equipo con sus carencias y sus virtudes siempre lo da todo y o era un partido fácil y conseguimos sacar carácter y orgullo para que los 3 puntos se quedaran en casa. Difícil gestionar que el equipo mantenga el mismo nivel cuando tienes que hacer 6 cambios. Es una faceta del juego que tenemos que mejorar para que el equipo no se resienta tanto porque es muy difícil mantener el nivel cuando cambias a 6 jugadores de un equipo de fútbol 8″.