Las niñas tuvieron el partido en las manos especialmente en la segunda parte que fue donde más ocasiones tuvieron de poder lograr el empate o incluso la victoria.

En la primera parte el equipo salió muy confiado y poco enchufado y no supieron aprovechar la ocasión que tenían de puntuar por exceso de confianza. En la segunda parte salieron enchufadas pero el benifairó sabiendo que iba ganando se encerró completamente atrás.

Espero que estos errores de exceso de confianza les sirvan de aprendizaje.