Partido correspondiente a la jornada 9 de liga en la que se enfrentaban dos equipos con dinámicas diferentes en la clasificación, pero sin diferencias en el terreno de juego. Nuestros peques, como ya nos tienen acostumbrados, salieron luchadores y con un plus de garra y fuerza que pronto se hizo notar. Contra un líder con buen manejo de balón optamos por intercambiar momentos de presión alta y ahogar su salida de balón para dejarlos sin recursos.

La verdad es que durante toda la primera parte el dominio por parte de los nuestros fue plausible. Llegamos a contabilizar seis ocasiones claras de gol que no pudimos acabar materializando. El “Ontinyent” pasaba por fases en las que no encontraba su mejor versión y los nuestros se crecían en el dominio del juego. La presión alta y el ajuste de las líneas de defensa y medio campo para que no se produjesen grandes huecos a las espaldas propiciaron un juego menos fluido del rival. Pero como en todo, si perdonas la acabas pagando.

En un suspiro vinieron 3 goles que lejos de amedrentarnos, nos espolearon a seguir luchando. Fruto de ello, nuestro premio del gol. Con un 3-1 y nuestras aspiraciones intactas llegamos al descanso.

La segunda parte empezó con un gol tempranero del rival, pero con nuestros peques muy metidos en el partido. Seguimos jugando a gran nivel pero bien es cierto, que el cansancio hacia mella en los nuestros cosa que aprovecharon para meter un resulta más abultado de lo que reflejaron ambos equipos en el terreno de juego.

l final, el marcador quedó en un 8-1 anecdótico, ya que salimos reforzados del campo del líder con un juego digno de un equipo que aspira a más y que crece cada semana en los entrenamientos. Felicitar a un gran rival tanto por su “fair play” como por su trato.